Apnea del Sueño

SÍNDROME DE APNEA OBSTRUCTIVA  DEL SUEÑO (SAOS)

 

La Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) es un trastorno muy común que hoy en día afecta al 5% de la población mundial.

Se trata de la obstrucción total o parcial en las vías respiratorias altas. En algunas ocasiones, la vía respiratoria puede estar obstruida por la lengua, las amígdalas o la úvula. En otras, puede deberse a un exceso de tejido grasa en la garganta o por la relajación de los músculos de ésta. Como consecuencia, no entra suficiente aire en los pulmones lo que provoca pausas en la respiración o apneas durante la noche.

Para considerarse apnea tiene que existir una interrupción temporal de la respiración superior a diez segundos de duración.

Las personas con Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño sufren continuos episodios durante la noche. Esto nos conduce a descensos de la oxigenación y despertares transitorios que dan lugar a un sueño no reparador.

Existen una serie de Factores de Riesgo a tener en cuenta como son: obesidad, anomalías en las vías respiratorias, consumo de alcohol y tabaco, ingestión de sedantes o inductores del sueño.

Hay una serie de Signos y Síntomas que nos pueden poner en alerta y reconocer o confirmar que se trata de un SAOS como:

  •  Dificultad para conciliar el sueño.
  •  Somnolencia diurna excesiva
  •  Ronquidos muy frecuentes y ruidosos.
  •  Sensación de asfixia o falta de aire durante el sueño.
  •  Cambios de humor y/o irritabilidad.
  • Dolores de cabeza crónicos.
  • Sensación de garganta seca y dolorida al despertarse.

Hay algunos problemas de salud graves que pueden estar relacionados con el SAOS como el accidente cerebro vascular, la insuficiencia cardíaca e hipertensión.

En la actualidad, el tratamiento más eficaz y recomendado por las principales Asociaciones de Trastorno del Sueño es mediante Dispositivos de Avance Mandibular (DAM).

 

¿Qué es un DAM?

 

Se trata de un dispositivo intraoral que se utiliza durante las horas de sueño.

Está formado por dos férulas hechas a medida del paciente, unidas entre sí mediante un sistema que permite un adelantamiento controlado y confortable de la mandíbula.

Con este dispositivo se consigue un incremento del tono muscular a nivel de la vía aérea superior. Obteniendo como resultado una reducción significativa del ronquido y las apneas. El paciente recupera el patrón del sueño normal no volviendo a sufrir somnolencia diurna y recuperando los niveles de tensión arterial adecuados.

El uso de estos dispositivos intraorales (DAM) es una opción de tratamiento sencilla y no invasiva. Obtienen resultados inmediatos que aportan una rápida y notable mejoría en la calidad de vida del paciente.