Brackets Autoligables

¿Por qué elegimos brackets autoligables?

Con los brackets autoligables conseguimos el mismo resultado que con los tratamientos convencionales de una manera más rápida y natural.

Con la ortodoncia convencional las fuerzas que soporta el diente son más pesadas y agresivas. Esto se traduce en un mayor estrés para las estructuras de soporte del diente, con la consiguiente reabsorción radicular o destrucción de la raíz. De igual manera, los profesionales nos vemos obligados a utilizar aparatos auxiliares o extraorales, incómodos, para contrarrestar los efectos secundarios que provoca este tipo de ortodoncia. El paciente se ve sometido a un tratamiento molesto, visitas frecuentes y tratamientos más largos, que en muchas ocasiones, acaban con las extracciones de piezas definitivas.

Natural

Con el bracket autoligable las piezas se mueven de forma natural. Poseen un sistema de presión y fricción mínimas. Estimula la actividad celular sin obstruir los vasos sanguíneos en el ligamento periodontal, permitiendo un movimiento más rápido. Su fuerza suave es más compatible biológicamente que la de los brackets tradicionales. Permite un movimiento más eficiente y , por supuesto, una mayor comodidad para el paciente.

Rápido

El Sistema de brackets autoligable es, en comparación con los tratamientos convencionales, más rápido. Requiere menos sesiones y es mucho más cómodo para el paciente.El cambio de arcos también es más rápido y sencillo. Así que, el tiempo en consulta es menor.

En definitiva, todo ello nos permite reducir considerablemente el tiempo del tratamiento.